Objetivos

Favorecer la comunicación interpersonal. Tratamos de crear espacios de confianza donde se facilite la comunicación y las mujeres puedan sentirse escuchadas y arropadas.


Enseñar a expresar sentimientos y emociones. Creemos en la importancia de tomar conciencia, identificar y poner palabra a los sentimientos y emociones como instrumento de transformación de la realidad personal, y por tanto también del entorno del que formamos parte.


Mejorar los sentimientos de autoestima. Una de las consecuencias de la prisionización es el detrimento de la autoestima y la sensación de pérdida de control de la propia vida. Por ello, es importante trabajar el empoderamiento para enfrentarse a la vida en libertad, tomar conciencia de las limitaciones pero también de las capacidades personales.


Atender necesidades básicas y proporcionarles ropa, calzado y otros artículos necesarios. La Asociación dispone de un ropero para hacer frente a una necesidad básica que a menudo no es cubierta debido a la falta de apoyo familiar o social.


Suscitar interés por la actualidad más allá de la prisión. Es importante que la persona que se encuentra presa mantenga el interés por lo que ocurre en la sociedad de la que sigue formando parte.


Favorecer el contacto con familiares. Siempre que así lo requieren, se contacta con la familia para informarles de alguna situación concreta.


Educar en el respeto y la tolerancia. Se trata de crear espacios donde se potencie el respeto al resto de los miembros del grupo.